No te gusta la publicidad ¡A nosotras tampoco!   :)

Pero este Blog lo hacemos un pequeño grupo de chicas con toda la ilusión del mundo y tenemos que poner muy poca publicidad para poder pagar servidores y dominios Web, Webmaster, sorteos, etc.

Por eso te rogamos por favor que consideres quitar tu bloqueador de publicidad como AdBlock para que podamos seguir con nuestra ilusión de escribir para ti.
¡Gracias! Estamos seguras que tu Karma te devolverá este buen gesto que ahora tienes con nosotras   :)

Barras energéticas de avena con mantequilla de cacahuete

Estas barras suaves de avena con mantequilla de maní son una práctica y deliciosa opción para una nutritiva merienda fría.

Barras energéticas de avena con mantequilla de cacahuete

Estas barritas de avena y mantequilla de maní son la solución perfecta para mi adicción a la mantequilla de maní. Son súper simples de hacer y cubiertas con chocolate negro. ¿Hay algo más que una chica pueda pedir? 

También están hechas con ingredientes saludables, lo cual me encanta, porque me siento mejor cuando me doy un gusto sin remordimientos.

Una advertencia, estas barras no se hornean, y tienen que ser mantenidas bajo refrigeración. Cuando están listas y en su punto, siguen siendo barras suaves.

Las cantidades de los ingredientes rinden para 12 porciones. Puedes hacer las barras en menos de 10 minutos, pues la parte que requiere más tiempo es fundir el chocolate. ¡De nada!

Para las barras necesitas

  • 1/4 de taza de avena
  • 1/2 taza de azúcar morena
  • 2 cucharadas de miel pura
  • 1/4 taza de leche de almendras (según sea necesario)
  • 1/2 taza de chispas de chocolate negro
  • 1 cucharadita de aceite de coco

Preparación

  1. Mezcla la mantequilla de maní, la avena, el azúcar y la miel en un tazón.
  2. Añade lentamente la leche de almendras, poco a poco. Debes añadir solo lo suficiente para que se forme una masa uniforme, algo seca. Si te pasas un poco, puedes corregir con algo más de avena.
  3. Extiende la masa en el fondo de un recipiente de fondo plano
  4. Derrite las chispas de chocolate y el aceite de coco y unta sobre la capa anterior.
  5. Enfría en la nevera durante 3-4 horas
  6. Corta y sírvelas bien frías. Guarda en la nevera.  

Me encantan estas barras acompañadas de un Té Thai helado con coco.

Puedes encontrar más información en mypurplespoon